Seleccionar página

Una mujer que estaba a punto de contraer matrimonio en India falleció el jueves 27 de mayo durante la ceremonia. El caso repercutió a nivel internacional debido a que sus familiares no cancelaron la boda, sino que la continuaron y, además, obligaron a la hermana menor de la difunta a casarse con el novio.

Según reportó el medio local Times of India, la joven identificada como Surabhi se desvaneció durante la celebración y un médico la declaró muerta. El rito continuó con su cadáver en otra habitación de la casa.

“No sabíamos qué hacer en la situación. Ambas familias se sentaron juntas y alguien sugirió que mi hermana menor debería casarse con el novio“, indicó Saurabh, hermano de Surabhi, a la agencia de noticias IANS. “Las familias discutieron el asunto y ambos estuvieron de acuerdo”, agregó.

“El dolor por su muerte y la felicidad de la boda aún no se han asimilado”, dijo Ajab Singh, uno de los tíos de la fallecida.

De acuerdo con la declaración de los parientes, la mujer murió por un ataque al corazón.

En redes sociales, varios usuarios criticaron la forma en que los familiares manejaron la tragedia. En tanto, algunos sociólogos opinaron que este caso es solo un reflejo de lo que representa la sociedad india, que se maneja por el patriarcado y la desigualdad de género, lo cual se evidencia en las tradiciones maritales.

“La mayoría de los matrimonios indios se arreglan entre familias, no entre niñas y niños, cuyo consentimiento rara vez se incluye en la ecuación”, precisó Kamei Aphun, profesor de sociología en la Universidad de Delhi.

“En el caso de Surabhi también, los ancianos de la familia probablemente pensaron que era mejor casar a su otra hija con el novio. Pero, ¿alguien consideró sus sentimientos? ¿O el hecho de que tendrá que vivir para siempre con el estigma de casarse con el marido de su hermana fallecida?”, incidió.

“Es un sistema de explotación, pero no es de sorprender si se considera que el 95% de los matrimonios en India son arreglados por familias”, acotó el Dr. Ranjana Kumari, director del Centro de Investigación Social, en Delhi.

Seguinos por favor :-(