Seleccionar página

La Universidad de Oxford anunció hoy un descubrimiento alentador en la lucha contra el coronavirus: se comprobó que un esteroide de bajo costo reduce hasta un tercio la mortalidad del COVID-19 en pacientes graves.

Se trata de la dexametasona, un esteroide desinflamatorio barato y accesible en todo el mundo que, administrado en dosis bajas, puede reducir alrededor un 35% los fallecimientos en pacientes graves, según un estudio realizado en más de 2 mil personas. 

 «Este es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad y la reduce de manera significativa. Es un gran avance», indicó Peter Horby, quien lideró la investigación.

Otro de los científicos que trabajaron en el tema, Martin Landray, calculó que «salvar una vida podría costar 43 dólares», remarcando lo conveniente del tratamiento. Especulan también que, de haber contado con esta información, se podrían haber evitado unas 5 mil muertes en el Reino Unido.

Seguinos por favor :-(