Seleccionar página

Sucede a veces, especialmente luego de algún corte en el suministro: cuando se vuelve a abrir la canilla de la cocina o del baño, el agua suele salir un tanto turbia.

Ahora bien: ¿y si en vez de no fluir cristalina tiene además olor y sabor a alcohol? Esto es precisamente lo que les sucedió a un grupo de personas que viven en un complejo de edificios en la ciudad de Chalakudy (India), que se encontraron con cerveza, licor y brandy dentro de sus cañerías.

El color fue lo que primero alertó a los vecinos de los departamentos Solomon, quienes se sorprendieron al abrir las canillas de sus casas. No dudaron: tras eso, decidieron alertar a las autoridades.

«Cuando abrimos las canillas, el agua marrón comenzó a fluir de nuestros grifos. Luego decidimos revisar el tanque, y vimos que había una película similar al petróleo flotando en la superficie y un hedor emanaba de ella», le contó Joshy Maliakkal -uno de los vecinos del lugar- a la cadena estadounidense CNN.

Hay una posible razón detrás de este insólito hecho. Según contaron vecinos del lugar, personal de un bar cercano hizo un pozo y enterró botellas de cerveza, licor y brandy que habían vencido en 2014.

Según oficiales de Chalakudy, cerca de 6.000 litros de alcohol fueron depositados allí, que terminaron filtrándose en el pozo de agua que abastece a parte de la ciudad y contaminando todo su suministro.

«No deberían haber autorizado terrenos para un bar tan cerca de una zona residencial», dijo Maliakkal. «La falta de agua hace las cosas bastante difíciles», agregó.

Seguinos por favor :-(