Un hombre murió porque le apretaron demasiado fuerte los testículos - Radio Online FM

Un hombre murió porque le apretaron demasiado fuerte los testículos

En 2012, una mujer de 41 años mató a un hombre de 42 en la isla de Hainan, al sur de China. Según los testigos, la mujer había dejado su moto frente a la tienda del hombre cuando se disponía a recoger a su hijo de la escuela. El tendero salió a su encuentro y le dijo que no podía estacionar allí, lo que desató una pelea.

El marido y el hermano de la mujer aparecieron en escena. Entre gritos y golpes, la mujer agarró los testículos del hombre y apretó con fuerza. El tendero se desplomó del dolor y perdió el conocimiento. Los paramédicos intentaron reanimarlo, pero no tuvieron éxito. En el hospital solo pudieron certificar su muerte. Según la prensa local, el hombre murió de un apretón en los testículos.

“Los testículos son exquisitamente sensibles al tacto y hay una gran liberación de adrenalina cuando se aplica una fuerza excesiva en estos órganos”, explicó Irwin Goldstein, urólogo y director de San Diego Sexual Medicine. “El dolor testicular se refleja en la parte inferior del abdomen, el plexo mesentérico, y hace que los hombres dejen abruptamente lo que están haciendo, se reclinen en el suelo suelo, cierren los ojos y doblen las rodillas. Un ataque al corazón podría ser ciertamente el resultado de un dolor testicular severo”.

Cuando una persona recibe daño físico, su cuerpo libera un neurotransmisor que dispara una señal nerviosa. Esta señal viaja a 426 km/h hasta el cerebro para informar de que algo va mal en una zona concreta. El cerebro responde enviando una señal equivalente a la zona afectada para que la persona reaccione, evitando si es posible la causa del dolor. Este mecanismo es idéntico en todo el cuerpo, independientemente de la zona donde se haya producido el daño. No obstante, el nivel de dolor depende de la cantidad de receptores de cada región.

Los testículos están cubiertos de una densa red de nociceptores: células encargadas de recibir las señales de dolor. Este hecho, sumado a que el escroto apenas aporta protección, explica por qué son tan sensibles. Pero, para entender por qué el dolor infligido en los testículos se extiende al abdomen, hay que fijarse en su desarrollo. Los testículos comienzan a formarse en el abdomen antes de descender a su posición definitiva. Sus terminaciones nerviosas convergen hacia arriba, hacia el abdomen, en el nervio vago.

El nervio vago es una enorme autopista nerviosa que nace del bulbo raquídeo y recorre todo el abdomen, pero también la faringe, el esófago, la laringe, la tráquea, los bronquios, el corazón, el estómago, el páncreas y el hígado, entre otros órganos. Cuando te lesionas los testículos, sientes un dolor intenso en el estómago que, por acción del nervio vago, puede venir acompañado de lágrimas, mareos, náuseas, dolor de cabeza y un incremento de la tensión arterial.

Según Snopes, uno de los primeros casos documentados de muerte por lesión en los testículos tuvo lugar en Alemania a mediados del siglo XIX. En algunas partes de Alemania existía la discutible costumbre de comprimir violentamente los testículos de otra persona en una disputa. Al parecer, un hombre que sufrió el castigo cayó al suelo, convulsionó y murió en cuestión de minutos.

Un caso más reciente que se cobró la vida de un niño de 13 años en el patio de un colegio reveló que el estrés de este tipo de traumas puede provocar un infarto de miocardio. Sin embargo, un médico especuló sobre una enfermedad subyacente que había “reducido su presión arterial y exacerbado una etiología cardíaca”.

Dejá un comentario

También puede gustarle...

Seguinos por favor :(