Su exnovia le hizo un falso escrache en Facebook por violación y el termino suicidándose - Radio Online FM

Su exnovia le hizo un falso escrache en Facebook por violación y el termino suicidándose

Thomas Fabrizio Pérez Ruiz tenía 18 años, era peluquero y hace poco había abierto su propia barbería para dedicarse a su amada profesión. Tal era la pasión que profesaba “Toto” –tal y como le decían sus familiares y amigos más cercanos- por su carrera, que dedicaba parte de su tiempo a cortarle el pelo a los chicos internados en el Cottolengo Don Orione, Almirante Brown.

Pero su vida dio un vuelco de 180 grados cuando comenzaron a llegarle cientos de amenazas, insultos y mensajes violentos a través de sus redes sociales. ¿La razón? Su ex novia, Florencia S., lo acusó el sábado 16, a través de su cuenta de Instagram, de haber abusado de ella dentro de un auto a la salida de un boliche. El posteo, casi de manera instantánea, fue replicado por cientos de personas.

Y como consecuencia, Toto comenzó a ser intimidado y hostigado: recibió amenazas contra él y su familia, y le aseguraron que le iban a “quemar” la peluquería. Esto, por la sola acusación 2.0 que la adolescente hizo a través de Instagram y no en una Fiscalía. Sí, Florencia nunca realizó la denuncia penal por abuso sexual y solo se limitó a escracharlo en las redes.

Colapsado, arrinconado y sin aparente salida, Thomas tomó una decisión tan difícil como inesperada para su familia: al día siguiente, el domingo 17, su hermano, de 22 años, ingresó a su habitación y lo encontró ahorcado con un cinturón. La familia de Thomas reclama justicia y realizó una denuncia por “acoso, calumnias, injurias e instigación al suicidio” contra Florencia S.

Según sostiene la familia de Thomas, su ex novia no realizó la denuncia por el supuesto “abuso sexual” en la comisaría o en la Fiscalía. En cambio, prefirió hacerlo a través de las redes sociales, lo que, para los padres de Toto, fue el desencadenante del suicidio del joven de 18 años.

Tras el fatal desenlace, Florencia –que en ese momento se encontraba en una fiesta- realizó un vivo, donde le advirtieron que Toto se había quitado la vida. Ante estos comentarios, la joven solo atinó a decir con suma tranquilidad: “¿Para qué me lo dicen? ¿Y a mí qué me importa?”.

El miércoles, los familiares y amigos de Toto realizaron una marcha frente a la comisaría. En ese momento, los padres de Thomas, Marcelo Pérez y Érica Ruiz, formalizaron la denuncia contra Florencia. “Estamos destrozados, pero firmes. De Pie para que haya justicia”, aseguró Jésica Pérez, tía de Thomas.

Y agregó: “Quiero que puedan entender el dolor que nos causó esta mujer y más que nada limpiar el buen nombre de Toto. Esta chica lo hostigó, lo persiguió, lo amenazó y terminó en la muerte de Toto. Queremos que se limpie su nombre, el escrache que hizo no tiene perdón”.

Por otra parte, Graciela Pérez, la otra tía de Toto, lo definió como un chico “trabajador y estudioso”. “Había puesto una barbería, iba a cortarle pelo a los chicos internados en el Cottolengo Don Orione. Era un pibe que tenía corazón y principios, no merecía lo que le pasó, queremos Justicia“, afirmó la mujer, visiblemente dolida por lo que ocurrió.

Érica, la mamá de Thomás, dialogó en Radio Latina (FM 101.1) sobre la situación que vivió su hijo y remarcó: “Florencia S. estaba resentida porque se habían separado. Ella lo condenó socialmente en las redes y él se quitó la vida por el escrache. Ella le mandaba mensajes a la novia de él amenazándolo. Lo amenazó diciéndole que le iba a prender fuego la peluquería.  Quiero limpiar públicamente el nombre de mi hijo”, sostuvo la mujer.

El caso fue caratulado como “suicidio“ y quedó en manos de la Unidad Funcional de Instrucción N° 5 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora. Al ser denunciada formalmente por acoso e instigación al suicidio, a Florencia S. podría enfrentarse a una condena de 1 a 4 años, pero sí mediare una coacción moral se lo considera un homicidio con una pena máxima de 25 años.

El 28 de diciembre de 2018 ocurrió un hecho similar en Bariloche. Agustín Muñoz tenía 18 años y se suicidó después de que su mejor amiga le realizara un escrache en las redes sociales por una falsa violación. Fue después de que mantuvieran una pelea. Los últimos nueve días de vida de Agustín se convirtieron en un calvario que no pudo soportar y terminaron en tragedia.

Dejá un comentario

También puede gustarle...

Seguinos por favor :(