[Fotos] Así quedaron los delincuentes baleados tras robar: Liberaron al justiciero - Radio Online FM

[Fotos] Así quedaron los delincuentes baleados tras robar: Liberaron al justiciero

En el barrio de Longchamps, Buenos Aires, se produjo un hecho policial impactante que quedó registrado en video: tres delincuentes le robaron las pertenencias a una joven pareja y le dispararon a través de la reja de entrada a su casa. Cuando escapaban, el tío de las víctimas salió a la puerta disparando su arma. El resultado fue uno de los maleantes muertos y otro herido.

A continuación el video en el que se ve parte de la secuencia, pero no logra registrar el destino de los disparos.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 6 de la mañana en la calle Roberto Payró al 700 en la localidad de Longchamps. En el inicio del episodio, se ve cómo un joven llamado Ezequiel P., de 27 años, ingresa a su domicilio junto a su pareja. Detrás de ellos caminaban dos jóvenes encapuchados que ni bien notan el ingreso de las víctimas a la vivienda, los amenazan. Uno de ellos saca un arma de fuego y les exige las pertenencias personales y las llaves del auto que el matrimonio acababa de estacionar. En las imágenes se puede percibir cómo el ladrón efectúa al menos un disparo contra las víctimas del robo. Luego se registra cómo un tercer delincuente aparece en escena.

Tras robar las pertenencias, los tres ladrones salieron corriendo y abrieron las puertas de un auto marca Chevrolet Onix gris, propiedad de la víctima. Fue entonces cuando todo se salió de control. Desde una escalera superior de la vivienda bajó el tío de la víctima del robo, un hombre de 47 años con un arma en la mano. El dueño del hogar empezó a disparar a los delincuentes que intentaban escaparse y con sus tiros logró impactar en los cuerpos de al menos dos de los delincuentes.

Como resultado de esa balacera, uno de los ladrones murió en el acto. Mientras tanto, el ladrón que había disparado inicialmente fue alcanzado por una bala en la pierna.

Ambos fueron encontrados luego por los policías tirados en el suelo y sobre un charco de sangre dentro de una casa ubicada a la vuelta del lugar de los hechos, sobre la calle Quintana. El ladrón, de iniciales P.A.G., de 18 años, fue derivado en una ambulancia del Same al Hospital Lucio Meléndez, de Adrogué.

La causa quedó en manos de la UFI Nº 11 de Lomas de Zamora, a cargo de la Dra. María Durán, quien caratuló la causa como “Robo agravado y homicidio” y se incautó el arma de fuego utilizada por el dueño de la casa.

Un equipo especial de operaciones de la Policía Bonaerense salió a la búsqueda del tercer delincuente prófugo en diferentes puntos de la zona. Según los vecinos, los tres ladrones eran residentes del barrio. Por eso, les sorprendió que intentaran atacar a gente que veían caminar por la calle todos los días.

Fiscal del caso: Fue legitima defensa y liberá al justiciero

El fiscal de Lomas de Zamora, Pablo Rossi, dispuso que no permanezca detenido porque consideró que se trató de un “homicidio en legítima defensa”. Realizó una valoración integral de la situación y tomó en cuenta que los ladrones realizaron un disparo mientras escapaban contra el propio Prado. En el video de la balacera, tomado por la cámara de seguridad de Prado, no se llega a ver a los delincuentes tirando en su huida pero si se ve que el hombre se agacha esquivando ese disparo. Incluso quedó el impacto en la pared. Ese punto es fundamental porque implica que no estaban huyendo simplemente, sino que seguían su ataque.

Otro punto que Rossi valoró tiene que ver con el primer disparo que realizaron los ladrones a segundos de comenzado el robo. Fue a manera de amedrentamiento contra el sobrino de Prado y su mujer. Se ve claramente en las imágenes el momento en el que el delincuente tira. El fiscal entendió que eso tornaba presumible una lesión contra la pareja que estaba siendo asaltada.

El último de los argumentos tiene que ver con que no hubo un corte temporal entre el violento robo y el asesinato sino que fue todo parte de una misma secuencia. Que no haya un periodo de tiempo entre los dos hechos es fundamental para encuadrar este tipo de casos en una legítima defensa: el fiscal consideró que todo fue parte de un mismo hecho.

Dejá un comentario

También puede gustarle...

Seguinos por favor :(