El enigmático caso de Molly, la joven que descubrió que tenía dos vaginas tras desmayarse - Radio Online FM

El enigmático caso de Molly, la joven que descubrió que tenía dos vaginas tras desmayarse

La adolescencia de Molly-Rose Taylor, ahora de 19 años, estuvo plagada de períodos menstruales “agonizantes”. Los dolores eran tan severos que se desmayaba cada vez que presentaba sangrado vaginal.

De acuerdo a su testimonio, recogido por el diario Mirror, del Reino Unido, ella visitó a diferentes doctores, pero en cuatro ocasiones fue diagnosticada de manera errónea.

Años más tarde, tras darse cuenta de que era imposible tener relaciones sexuales con su novio, Molly-Rose Taylor descubrió la verdadera causa de su malestar.

Se trata de una condición rara llamada útero didelphys, lo que significa que tiene dos vaginas y dos úteros, algo que ocurre en una de cada tres mil mujeres.

Molly-Rose Taylor ha hecho pública su historia para romper el tabú en torno a esta condición, pero sobre todo para crear conciencia.

La joven, residente de Gillingham, en el condado de Kent (Reino Unido), contó que los médicos no pudieron detectar un tejido de dos centímetros de grosos que divide verticalmente por su vagina.

El término médico adecuado lo describe como tabique longitudinal, una predisposición para desarrollar la malformación vaginal.

“Cuando comencé mis periodos, los médicos culparon a mi edad y decían que mi cuerpo era muy joven y no podía soportarlo. Pero ahora sé que es porque tengo dos periodos a la vez, he estado tomando anticonceptivos desde los 12 años para tratar de reducir el flujo intenso y el desmayo”, agregó.

Sincera y dispuesta a ayudar a otras jóvenes que padecen esta malformación, Molly-Rose Taylor contó que intentó usar tampones, pero se caían y pensó que era normal.

“No fue hasta que me volví sexualmente activa con mi novio de entonces, comencé a preocuparme porque era imposible y muy doloroso. Noté que había un trozo de piel en el medio y dos agujeros y me sentí muy avergonzada. Todo quedó claro, como se predijo: sabía que algo andaba mal y comencé a investigar por mí mismo, lo cual fue un desafío en sí mismo”, declaró.

Molly-Rose Taylor reconoce que, pese a los avances científicos, todavía existe falta de conocimiento en la práctica médica. Ella misma tuvo que investigar incansablemente antes de encontrar información sobre el útero didelphys.

“No había ningún folleto para leer ni médicos que pudieran ayudarme a entender mi condición, por eso me tomó tanto tiempo obtener un diagnóstico”, recordó.

En agosto de 2017, Molly-Rose Taylor tuvo una operación para extirpar el tabique longitudinal en el Hospital Universitario de Londres, Reino Unido.

“Aunque puedo enfrentar algunas complicaciones cuando estoy listo para formar una familia, ya que hay una alta probabilidad de aborto involuntario, al menos ahora puedo planificar con anticipación, como soy consciente. Si no fuera persistente, aún estaría despistada”, finalizó, muy emotiva.

Dejá un comentario

También puede gustarle...

Seguinos por favor :(