Seleccionar página

El Tribunal Oral Criminal N° 12 integrado por los jueces Luis Oscar Márquez, Claudia Moscato y Darío Medina dictará este jueves el veredicto en la causa contra el futbolistaJonathan Fabbro, preso en el pabellón de agresores sexuales del penal de Marcos Paz y acusado del delito de abuso sexual con acceso carnal de su ahijada y sobrina, quien hoy tiene 13 años, junto al delito de corrupción de menores.

La cuarta audiencia del juicio oral comenzará al mediodía con las últimas palabras del acusado, tras lo cual el TOC N°12 dispondrá un cuarto intermedio y luego leerá el veredicto, que le podría significar más de 20 años de cárcel.

El ex jugador de River, Boca, Cerro Porteño y la selección paraguaya es juzgado por cinco hechos que transcurrieron desde que la víctima tenía cinco años de edad hasta sus once.


Los miembros del Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional número 12 (Maximiliano Luna)

Por el carácter sensible de los delitos, las audiencias, que comenzaron el 12 de agosto, se realizaron a puertas cerradas, sin acceso del público. Lo mismo ocurrirá durante esta jornada, aunque la lectura del veredicto será a puertas abiertas.

Federico Albano, abogado de Fabbro, anticipó que el ex futbolista pronunciará unas últimas palabras en la audiencia.


El abogado querellante Gastón Marano y el fiscal Gustavo Gerlero. (Maximiliano Luna)

El fiscal de juicio Gustavo Gerlero pidió 12 años de cárcel para el acusado, mientras que la querella a cargo del abogado Gastón Marano reclamó 24 años. En contraste, la defensa se mostró confiada en que «las contradicciones expresadas por los testigos del lado de la víctima» deriven en una absolución.

La modelo Larissa Riquelme declaró como testigo a favor del jugador, así como Martha Zabala y Anabel Fabbro, madre y hermana del jugador. La niña llegó a pedir un bozal legal contra las tres mujeres para que no la mencionen en apariciones mediáticas, que fue otorgado por un juzgado civil en mayo del año pasado.


Larissa Riquelme, la novia del acusado brindó su testimonio durante el juicio oral

El ex jugador fue detenido el 20 de diciembre de 2017 en un hotel de Cholula, México, capturado por Interpol. Su excarcelación fue denegada a fines del año pasado, con un rechazo enfático del fiscal Gerlero. Los jueces contactaron a la madre de la víctima antes de decidir mantener preso al jugador: la menor, les dijo la madre, está bajo tratamiento psicológico, con buenos resultados. Que Fabbro siga preso, razonó la madre, es la base del éxito de ese tratamiento. 

El jugador incurrió en varias contradicciones en su declaración en el juicio la semana pasada. Una pericia oficial a la víctima hecha por psicólogas reveló que no presentaba «indicadores de un aumento patológico de la imaginación» ni una «propensión a la sobrecarga imaginaria» en sus procesamientos mentales. Hay chats incorporados a la causa en donde Fabbro le pide «fotos» a la menor. El entorno del jugador aseguró que esos chats, provenientes del iPhone de la niña, eran una fabricación, escudándose en que habían sido borrados del aparato. Una pericia del área de Cibercrimen de la Policía de la Ciudad al iPhone mismo aseguró que los chats eran verosímiles gracias a la ruta de guardado.


Uno de los chats incorporados a la causa.

Fabbro, por otra parte, enfrenta otra acusación en Paraguay por el delito de tentativa de abuso, esta vez de una menor que tenía cinco años al momento del supuesto hecho en la casa del jugador en Asunción. La niña es parte del entorno más inmediato de Larissa Riquelme. Una pericia a la menor reveló un daño compatible con una imputación de abuso sexual. 

Quienes siguen la causa de cerca en Tribunales estiman una pena dura. Las condenas de este año al ex boxeador Carlos «Tata» Baldomir y al ex líder de El Otro Yo, Cristian Aldana, acusados de delitos similares y que recibieron montos de 18 y 22 años respectivamente, son un precedente inmediato.

Seguinos por favor :-(