Seleccionar página

La relación está rota y todo hace indicar que no habrá vuelta atrás. Tanto el presidente, como los principales dirigentes y el entrenador del Inter Antonio Conte dejaron en claro que no quieren contar con los servicios de Mauro Icardi al declarar públicamente que «está fuera del proyecto».

Desde que estalló la novela, en febrero de este año, el club intenta buscarle un nuevo destino al rosarino y, con distintas acciones, le señala la puerta de salida. Luego dequitarle la cinta de capitán (ahora la porta Samir Handanovič, líder del Clan Slavo, quienes se encuentran en la vereda opuesta del argentino dentro del vestuario), dejarlo al margen de la gira de pretemporada por Asia y contratar a Romelu Lukaku, la institución italiana le propinó un nuevo golpe al delantero.

Inter ahora le sacó la ‘9’, su mítico dorsal. La institución decidió que el nuevo dueño sea su flamante contratación estrella, por quien pagaron aproximadamente 75 millones de euros al Manchester United.

El belga ya fue presentado con su nuevo número, mientras que el argentino quedó «huérfano». En la página web de la institución, en la sección de delanteros, el casillero de Mauro Icardi aparece vacío.

Según la prensa italiana este no sería el único embate que planea el Neroazzurro para agilizar su salida. El futbolista argentino quedaría afuera de la lista de buena fe para disputar la Champions League, algo que tiene en alerta a Wanda Nara (podría demandar al Inter). Sí sería incluido para jugar la Serie A, aunque Antonio Conte no tiene intenciones de utilizarlo.

Pese a este difícil cuadro de situación, en la cabeza del deportista aún ronda la idea de quedarse para intentar dar vuelta la situación. Incluso aceptaría tener una especie de «año sabático» dentro de Inter. No obstante, estudia las distintas ofertas que tiene sobre la mesa.

Una de las posibilidades que surgió es la de Roma, ante las dificultades que están teniendo los capitalinos para contratar a Gonzalo Higuaín. La Loba ofrece entre 30 y 40 millones de euros más el pase de Edin Dzeko, pero a Mauro no lo seduce que no estén clasificados a la Champions League.

Napoli, luego que se le escapara Nicolas Pépé (firmó con Arsenal), tiene intenciones de volver a la carga por Icardi, quien aunque se encuentra seducido por la posibilidad de disputar un torneo internacional y ser dirigido por Carlo Ancelotti no aceptaría por una cuestión familiar (no quiere mudar a los hijos de Wanda Nara a tantos kilómetros de Milano).

Juventus es el gran anhelo del argentino, pero la mala relación que existe entre ambas dirigencias hoy hace parecer imposible cualquier tipo de negociación.

Seguinos por favor :-(