Seleccionar página

Los vecinos de una casa de la localidad de Palmares, en Santiago del Estero, escucharon anoche una fuerte discusión y los gritos de una mujer. Llamaron a la policía pero cuando los efectivos llegaron al lugar para rescatarla, encontraron la resistencia menos esperada.

La víctima de violencia de género, una mujer de 48 años, admitió que había tenido una pelea con su marido y que este había amenazado con matarla. Sin embargo, se negó a denunciarlo y pidió que no se lo llevaran detenido.

El argumento de la mujer fue que su esposo es el único «sostén económico» de la casa y que hoy tenía tenía que ir a trabajar, indicó El Liberal. Casi al mismo tiempo, uno de los hijos de la pareja empezó a llorar pidiendo por su papá.

Finalmente, el fiscal de turno aceptó que el hombre siguiera en libertad, previo dejar constancia del hecho y de la negativa de la mujer a realizar la denuncia formal por lo sucedido.

Fuente: Todo Noticias.

Seguinos por favor :-(