Seleccionar página

Sin duda una de nuestras peores pesadillas es abrir una jugosa fruta y encontrar gusanos adentro… o peor aún, encontrar la mitad de uno y darnos cuenta que la otra mitad ya está en nuestro estómago. 

Pero no te preocupes, comer estas pequeñas larvas es mucho más común de lo que pensamos y no es nada peligroso. 

La mayoría de los gusanitos o larvas que se encuentran dentro de la fruta en general son moscas de fruta en desarrollo. Aunque hay varias especies de la misma mosca, son más conocidas en países con climas cálidos. La que más se encuentra en el mango es la mosca de fruta oriental. 

La buena noticia es que si la comes por accidente no debes preocuparte por tu salud. Estas larvas no pueden infectarte de ninguna manera ni te causarán una enfermedad intestinal, solo pueden sobrevivir dentro de la fruta. Cualquier gusanito que no hayas digerido y deshecho dentro de tu estómago simplemente será eliminado a través de tus heces. 

Tampoco te sientas mal si al pelar la fruta o morderla no notaste que tenía gusanos. Muchas veces los hoyitos son tan pequeños que son casi inperceptibles. 

Si te sientes mal después de consumirlos y este malestar no se quita en un par de días no olvides visitar a tu doctor de cabecera. 

Seguinos por favor :-(