Seleccionar página

La tragedia ocurrió en la capital de Ucrania, Kyiv. En un apartamento fueron hallados dos nenes, de 1 y 3 años, que habían estado encerrados solos durante 9 días. El más chiquito, Daniil, murió de hambre y deshidratación y la nena, Anna, había permanecido con su hermano muerto por tres días más.

El siniestro hecho comenzó cuando, Vladislava Trokhimchuk, la madre de las criaturas, decidió hacerse un tiempo para visitar a su novio. De esta manera, dejó solos a sus hijos, que la esperaron durante minutos, horas y luego jornadas enteras: fueron 9 días interminables para los menores que quedaron sin alimentos ni atención y uno de ellos terminó muerto de hambre.

De acuerdo el portal Daily Mail, los menores vivían prácticamente en una «casa de torturas», en donde los pequeños debieron alimentarse del yeso de las paredes y de su propio excremento ya que no tenían comida. Incluso, las paredes de la vivienda tenía rastro de las mordidas que les daban los niños.

El nene que perdió la vida
Anna sobrevivió pero fue encontrada gravemente desnutrida.
Los excrementos se encontraron manchados en la pared del departamento.

La mujer en tanto fue detenida y acusada de asesinato deliberado y crueldad severa, llamando la atención de la policía ya que cuando le mencionan sus crímenes, ella solamente se ríe y burla de la situación, asegurando que no sufre ningún tipo de remordimientos por lo ocurrido.

Además, aseguran que Vladislava tenía especial interés en que sus hijos lucieran mal, así subía imágenes de ellos a redes sociales y podía pedir ayuda a sus contactos. «Es muy probable que ella quisiera que se vieran mal, pálidas y que se parecieran a la piel y los huesos, por lo que las cerró sin comida ni agua«, informa la prensa ucraniana.

El hecho ocurrió hace dos años y en la actualidad se está desarrollando el juicio en contra de la mujer y podría cumplir una condena por 15 años.

Seguinos por favor :-(