Seleccionar página

El 9 de diciembre de 2018 quedó grabado en la mente de todos los hinchas de River. Y Ariel Ortega, hoy del otro lado de la línea de cal, es uno más. Por eso no titubeó al declarar que esa final «quedará marcada hasta que se mueran nuestros nietos».

Su apellido es casi un sinónimo del nombre compuesto River Plate. El Burrito, quien hoy se desempeña trabajando con los chicos de la pensión del club y de vez en cuando tira gambetas con el equipo senior, cree que el superclásico disputado en Madrid será eterno. En diálogo con El que abandona no tiene premio (FM 947), dejó más títulos.

«Lo que hizo Gallardo no tiene comparación, nunca habrá lo de este cuerpo técnico. Ni él se imaginó del momento que está pasando. De lo que jugó, ganó todo. En Nacional de Uruguay y acá. Cambió la historia de todo River», sentenció Ortega sobre el Muñeco, al que le ve claras condiciones de ser entrenador de la Selección.

Además, señaló al futbolista que torció el rumbo en España contra Boca: «Quintero dio vuelta la historia. Entró él y ganó el partido. Juanfer, Alzamendi, Crespo y Funes metieron los goles más importantes de la historia de River, no es poco».

Remontándose a su época como futbolista, a Ortega le quedó un mal sabor de boca tras su despedida de Núñez. Ganó el Clausura 2008 antes de pasar a Independiente Rivadavia, All Boys y Defensores de Belgrano (con un paso por River en medio). «Haberme ido a otros clubes fue de orgulloso y calentón. Mi retiro fue cuando me tuve que ir de River, aunque en los otros equipos me trataron muy bien. El tema fue que todos estaban con expectativas de que los sacara campeón como si tuviera 20 años, el movimiento de la prensa… ya estaba harto. En la B Nacional te cagaban a patadas y no te cobraban nada. Era renegar», concluyó.

LAS CONFESIONES DE ORTEGA

El Burrito reveló que tenía pensado tatuarse la banda roja cruzada en el torso, pero finalmente optó por ponerse tinta en un brazo porque «iba a ser muy doloroso».

También contó qué hizo con el primer dinero que cobró en River: «Los jugadores de Primera, Pipa Higuaín (padre), Hernán Díaz, Astrada y Zapata habían llamado a Davicce (presidente) para que me pagaran un premio por haber sido campeón, ya que yo había ido al banco los últimos tres partidos. Tenía 24 horas en micro hasta Jujuy y no podía dejar la plata en el bolso, así que me lo guardé en el calzoncillo, en los huevos. Llegó un poquito transpirada, ja, pero no me quedaba otra. Se la di a mis viejos».

¿En qué equipo le hubiera gustado jugar? «En el Real Madrid, estaba cerquita ahí en Valencia, ja. Capaz si tenía un buen representante. Siempre me gustó. ¿Si hubiera hecho dupla con Cristiano Ronaldo? Ese me hubiera puteado como loco. Me hubiera levantado los brazos cuando no le tirara un centro».

Fuente: https://www.infobae.com/deportes-2/2019/04/11/ariel-ortega-la-final-de-la-libertadores-entre-river-y-boca-va-a-quedar-marcada-hasta-que-se-mueran-nuestros-nietos/

Seguinos por favor :-(